| 16:58

20ºC / 81%

Ciudad de Santa Fe
20ºC / 81%

Clima ampliado

Miércoles, 24 de abril de 2019 | 16:58

20ºC / 81%

Ciudad de Santa Fe
20ºC / 81%

Clima ampliado

El Portal de Noticias de Santa Fe

Mientras tanto, los precios en mostrador siguen aumentando

Nostalgia del asado: el consumo de carne en su piso histórico

Cayó por debajo de los 50 kilos anuales por habitante.

Lunes, 08 de abril de 2019

Según estadísticas de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), durante el primer trimestre de 2019 el consumo de carne vacuna fue de 49,6 kilos de carne anuales por habitante, el nivel más bajo de la historia argentina.

En 1990 se llegaron a consumir 78,23 kilos de carne per cápita anuales y en 2001 esa cifra bajó hasta los 58 kilogramos. La cifra actual es casi diez kilos más baja que la de aquél momento de crisis económica terminal.

Y MÁS AUMENTA

Mientras tanto, los precios de la carne en mostrador continúan aumentando, con un incremento de 71,2% respecto de marzo del año pasado, casi 20 puntos por encima del nivel inflacionario general.

Y la perspectiva es de nuevos aumentos, derivados del constante incremento del costo de los servicios, de los combustibles y de la suba del dólar, por lo que lo más probable es que el récord actual de mínimo consumo cárnico sea roto nuevamente en la próxima medición.

UN POCO DE HISTORIA

Ciccra viene realizando esta medición estadística desde el año 1990, período en el que se constató el récord positivo de 78,23 kilos per cápita anuales. Así, en los últimos 29 años  la población argentina retrocedió 29 kilos en su consumo cárnico.

Desde el oficialismo seguramente considerarán positivo el dato, porque esa reducción aleja los riesgos de sufrir complicaciones de salud derivadas de un exceso de colesterol malo.

POLLO Y CERDO

En los últimos años la población fue optando por consumos sustitutivos de carnes, particularmente pollo y cerdo. Pero estas carnes también registraron fuertes aumentos en el último período: el pollo aumentó un 89,4% interanual y el cerdo un 46,3%.

El caso del pollo es significativo, ya que queda claro su rol de reemplazo de los tradicionales consumos de carne de res, ya que en la actualidad alcanza sus niveles históricos más elevados, con unos 45/50 kilos anuales por persona, mientras que el cerdo subió hasta los 16.

EXPORTACIONES

Para completar el escenario global que explica el derrumbe del consumo de carne vacuna en el mercado interno es importante tener en cuenta que los productores nacionales vienen compensando la caída nacional por la vía de las exportaciones. Así, en los primeros tres meses de este año, las ventas al extranjero aumentaron un 35,8%, en comparación con el mismo período del año anterior.

2018 cerró globalmente con un aumento de 78% en las exportaciones de carne, respecto de 2017.

Más allá del indiscutible aumento de costos productivos, la carne vacuna que llega al mostrador local debe competir con los precios internacionales en dólares, que también juegan su rol en el alza desmesurada de los precios finales al público.

 

Comentarios
encuesta

¿Creés que se cumplirá el programa de Precios Esenciales?

Ver Resultados